Google+ BOSQUES COMESTIBLES DEL MEDITERRÁNEO

Buscador de Plantas, Hongos y Animales

RANITA DE SAN ANTONIO, Hyla arborea


RANITA DE SAN ANTONIO, Hyla arborea


Sólo se parece esta ranita a su pariente la Ranita Meridional de la que se diferencia por la continuidad de la franja lateral que separa el vientre del dorso. En nuestra amiga la Ranita de San Antonio esta franja es contínua y en la Ranita Meridional se "corta".
En este caso, las hembras adultas pesan unos 10-15 gramos, 2-8 gramos más que los machos. Se distinguen los machos por su tamaño y por su saco vocal gular que inflan como un globo.
Se trata de las únicas especies de ranas arbóreas verdaderas que existen en la península.
Los machos, inician su actividad vocal en Primavera y nos acompañan con sus cantos durante todo el período Estival cada tarde-noche hasta su "canto otoñal".
La Ranita de San Antonio, tiene un hermoso color verde brillante bien diferenciado del color blanquecino del vientre aunque pueden variarlo muy rapidamente para adaptarse al entorno.
Existen variaciones de color, e incluso ejemplares "melánicos" (completamente negros).
Se extiende esta especie por toda Europa, desde Portugal hasta Rusia . Faltando sólo en el Reino Unido y todas las zonas al norte de Dinamarca.


 Los racimos de huevos que deposita la hembra, contienen hasta 1000 huevos y el racimo tiene el tamaño aproximado de una pequeña nuez. Los Renacuajos, son de color gris gris-oscuro con motitas doradas y una gran cresta que comienza desde la cabeza. La madurez sexual no llega hasta el 3er año.



Les encanta vivir en vegas y riberas, pero no es extraño encontrarlas en Huertos bien gestionados y libres de sustancias tóxicas, de las que son un esencial Bio-indicador.
Se trata como hemos dicho de una especie verdaderamente trepadora que a excepción del período reproductor pasa la mayor parte de su vida encaramada a la vegetación.
Las Ranitas de San Antonio, Ivernan enterradas cerca de sus charcas soportando a veces terrenos muy secos y poco aptos para otras especies.

Se encarama a juncos y cañas esperando atrapar pequeños insectos, arañas y otros atrópodos de pequeño tamaño. Suben más o menos en función al nivel del agua y, por lo tanto según el nivel en que sus presas estén disponibles.

Hyla arborea

Es muy habitual encontrarse esta ranita acurrucada entre el follaje esperando un nuevo riego del huerto y dejando pasar el tiempo a la espera de algún insecto protegidas de los rayos del sol.

En Bosques Comestibles asesoramos sobre restauración forestal e implantación de forestaciones lógicas y Bosques Comestibles en climas Mediterráneos.

Buscador de Especies

Google+ Followers

Google+ Badge